Rioja ’n’ Rol, jóvenes con alma de Rioja

“In grapes we trust”, el lema de Rioja ’n’ Rol, un nuevo grupo de jóvenes productores independientes. Su objetivo: alzar la voz de los pequeños elaboradores con alma de Rioja.

Doy la bienvenida a un grupo de ocho jóvenes viticultores y bodegueros de Rioja unidos por el respeto por la tierra, la revalorización de su patrimonio vinícola, el recelo hacia las trabas burocráticas del sector y una concepción de su profesión más allá del beneficio económico.

Nuevos tiempos para Rioja y para gran parte del panorama vitivinícola español. Grupos, grandes o pequeños, personas con más o menos relevancia en el sector. Nada de ello importa si los movimientos sociales y la alianzas trabajan en un objetivo y bien común. Y este es el caso del grupo Rioja “n”Rol. Ellos nacen bajo una filosofía y principios que les unen “que es más que lo que nos separa”. Poner en valor un espíritu de trabajo común y un estilo de vinos más allá de la rigidez geográfica y administrativa, tiempos de crianza o número de barricas en bodega. Quieren recuperar “la tradición y las buenas costumbres de antes como la observación del suelo, el trabajo a pie de viñedo y respetar los tiempos que marcan las plantas”.

Rioja 'n' Roll
Desde Izquierda: Bryan MacRobert, Arturo Blanco, Oscar Alegre, Tom Puyaubert, Olivier Riviere, Bárbara Palacios, Sandra Bravo, Kike Blanco, Roberto Oliván y Eva Valgañon. Asociación de bodegueros, Rioja ‘n’ Roll, Baños de Ebro, Alava, País Vasco, España. Foto: James Sturcke

“Seguramente ninguno de nosotros se hará rico con el vino. El dinero que tenemos lo reinvertimos en el viñedo o en la bodega. Nos gusta mancharnos las botas de tierra”

Reivindican los vinos de personas, de pueblo, de finca; vinos libres y sin encasillar que reflejen su personalidad y la de los viñedos que trabajan en Rioja.

Quiénes son

1- Arturo y Kike de Miguel (Artuke)
De familia de viticultores, los hermanos Arturo y Kike de Miguel reivindican la vuelta a las raíces. Su objetivo es elaborar vinos de terruño que reflejen su origen, por eso hicieron un estudio minucioso de los suelos de sus 32 parcelas plantadas con viñedos en vaso y situadas en las zonas de Baños de Ebro, Ábalos y San Vicente de la Sonsierra. Elaboran vinos de pueblo a la manera tradicional y sin raspón, y vinos de finca, más personales.
2- Bárbara Palacios (Barbarot)
Miembro de la saga Palacios de Alfaro, ha trabajado en regiones como Burdeos, Napa o Mendoza. Regresó a Rioja en 2005 para crear su propia bodega y elaborar Barbarot. Un vino que nace de un viñedo de siete hectáreas plantado en 1990 por su padre, Antonio Palacios Muro, en los Riscos de Bilibio de Haro, y que sólo elabora cuando el vino tiene la calidad suficiente. Pronto ampliará su gama plantando más Tempranillo.
3- Bryan MacRobert (Laventura)
Originario de Sudáfrica y con experiencia en Swartland y Priorat, donde trabajó con The Sadie Family Wines (Terroir al Limit). Sigue trabajando en Sudáfrica, donde tiene un pequeño proyecto, pero le fascina la variedad de suelos y climas de Rioja y cree que hay potencial para hacer vinos excepcionales.
Trabaja con viñedos ubicados en las faldas de la Sierra Cantabria en los que busca sostenibilidad en la producción con el máximo respeto al medio ambiente. Elabora dos vinos.
4- Olivier Rivière (Olivier Rivière Vinos)
Natural de Cognac, llegó a España para trabajar con Telmo Rodríguez pero su inquietud le llevaron a comprar uvas y hacer sus propios vinos. Además de elaborar en Arlanza y Navarra, Olivier trabaja unas seis hectáreas de viñedo en Rioja Alavesa (1,5 en propiedad) y se abastece de uvas de las tres subzonas de la denominación. Defiende una viticultura respetuosa y sin tratamientos agresivos.
5- Óscar Alegre y Eva Valgañón (Alegre & Valgañón)
Fonzaleche es el último pueblo de La Rioja antes de entrar en los páramos de la Meseta Norte. En esta zona límite de cultivo a casi 600 metros de altura en las laderas de los Montes Obarenes están asentados los viñedos de la familia Valgañón, 15 hectáreas y 17 parcelas cultivadas con mimo desde hace más de 100 años. Elaboran de forma artesana dos vinos tintos (Alegre & Val- gañón y La Calleja) en una pequeña bodega en Sajazarra.
6- Roberto Oliván (Tentenublo Wines)
La pedanía de Viñaspre en Lanciego (Rioja Alavesa) es la tierra donde Roberto Oliván vive y cultiva sus 22 parcelas (8 hectáreas) con tempranillo, garnacha, viura, malvasía y alguna que otra variedad mezclada en la parte alta de su viñas más viejas. Su idea es crear, plantar viña nueva con material seleccionado de viñedos viejos para otras generaciones posteriores.
7- Sandra Bravo (Sierra de Toloño)
Tiene experiencia en bodegas de Burdeos, Chianti (Italia), Marlborough (Nueva Zelanda), California y Priorat, donde trabajó como enóloga antes de instalarse en Villabuena y elaborar su primera añada en 2012. Trabaja 8,5 hectáreas plantadas con cepas de tempranillo y viura en vaso a 650 metros de altitud entre Labastida y Rivas de Tereso. Defiende una forma de trabajar poco intervencionista y fermenta en ánforas de barro.
8-Tom Puyaubert (Exopto)
De origen bordelés, Tom Puyaubert llegó a Rioja como comercial de una tonelería francesa. En el 2003 decidió elaborar sus propios vinos a partir de viñedos en las faldas del Monte Yerga (Rioja Baja) y de Ábalos plantados con cepas viejas de Garnacha, Tempranillo, Graciano y una mezcla de variedades blancas tradicionales de Rioja.

Facebook Rioja “n” Roll

Comentarios en Facebook

comentarios