Vino y salud

Con frecuencia aparecen nuevas investigaciones sobre los beneficios del consumo moderado de vino. Una de las últimas en aparecer es de la Universidad de Colorado y relacionan el consumo moderado de vino con una menor prevalencia de la enfermedad renal crónica (ERC) y un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Después de analizar el consumo en 5.852 participantes en el estudio, encontraron que la ERC fue menor en las personas que bebían menos de un vaso de vino al día en comparación con los no bebedores.

Según la Dra. Beth Piraino, presidenta de la Fundación Nacional del Riñón, “el estudio dará lugar a un aumento de la investigación sobre la relación entre el consumo de alcohol y la enfermedad renal, la gente tiene la idea de que el alcohol está prohibido cuando se tiene una enfermedad renal crónica, pero es realmente con moderación”.

Eso sí, los investigadores no fueron capaces de diferenciar qué tipo de vino consumían los participantes, pero no se encontraron más personas a bebiesen vino tinto que vino blanco. Vino y salud, la historia continua.

 

Comentarios en Facebook

comentarios