Miguel Ríos, vinos y aromas

“Siento que sin una carretera no habría vivido ni la mitad de lo que he soñado”

Miguel Ríos, con una carrera musical a sus espaldas que ya forma parte de la historia, ha decidido regalarnos sus experiencias, aprendizajes y fracasos en “Cosas que siempre quise contarte”, una vida hecha libro. Y con él hablamos no solo de sus vivencias, sino también de vinos, aromas y futuro.

Con una mirada de cariño a la vida nos recibe con una sonrisa, por él no pasa el tiempo, aunque ya forma parte de la historia de la música de este país. De familia humilde creció entre mujeres que le inculcaron la fuerza y el empeño en conseguir su sueño, cantar. Recorrió el mundo con sus canciones, creo letras que conmovieron a un público entregado y ando cientos de kilómetros aprendiendo y disfrutando. Hoy hace un parón en el camino para compartir con nosotros un retazo de sus vivencias.

¿Contar toda una vida ha sido enriquecedor?
Creo que al menos resulta terapéutico. Mirar hacia atrás, sin el enfermizo tufo de la nostalgia, te hace responsable de tus actos y te permite escribir con emociones verdaderas.

¿Uno se da cuenta al repasar su vida de las pequeñas cosas, de lo importante, de aquello que en ese momento a lo mejor no le dio importancia?
Claro, es como darte la oportunidad de revisitarte. No obstante, es importante no hacer trampas y admitir el paso por tus vidas sin querer reescribirlas.

Ha habido varias mujeres muy importantes en su vida que nombra en el libro… ¿qué ha aprendido de ellas? ¿o que aprende?
El roll de la mujer ha ido evolucionando desde que tomaron la decisión de ser dueñas de sus vidas. Yo crecí en una casa llena de cariño y poblada por mujeres en cuya cultura el hombre estaba en el centro del universo doméstico. Me costó entender que aquello era un atavismo. Y durante mi vida me ayudó conocer a mujeres con personalidad e independencia, y moverme en un ambiente progresista.

¿Vivir en la carretera le hace a uno perder, o ganar?
Mi experiencia me dice que el camino es la meta. Siempre se está viajando, física o a través de las ensoñaciones que nos trae la literatura, la música o el cine. Siento que sin una carretera no habría vivido ni la mitad de lo que he soñado.

Siempre ha estado rodeado de grandes amigos y todo el mundo le quiere, ¿cómo se consigue eso?
Probablemente yo he sido el primero en querer querer. Está en mi naturaleza. Me gusta la gente y creo que he recibido mucho como para no devolverlo con cariño.

Ya han pasado varios meses desde la publicación de su libro, cuál ha sido la respuesta del lector, del periodista.
El libro está en su segunda edición y a los lectores parece haberle gustado. Lo que más me halaga son los piropos que mis amigos escritores me han regalado.

"Cosas que siempre quise contarte".Miguel Ríos
“Cosas que siempre quise contarte”.Miguel Ríos

Compuso una canción para contar su libro, ¿es inevitable no hacerlo cuando uno ha dedicado toda su vida a poner letra y música a lo que le ocurre?
Me pareció que el título del libro entraba bien en el estribillo de una balada y la escribí. No se puede olvidar, y no quiero, la emoción insustituible que encierra una canción.

Si tuviera que identificar su vida con una denominación de origen con cuál se compararía y por qué.
El vino se ha convertido en un placer asequible y expansivo. Hoy se hace buen vino en muchos lugares. Me gusta el vino de mi tierra y aprovecho para darlo a conocer. Es obvio que, como siempre, barro para casa.

¿Un vino y un aroma que no pueda olvidar?
En tantos años he bebido más de un buen vino, pero para no epatar elijo Imperial Reserva. Mi aroma es el de Despeñaperros, viviendo de la meseta. Aquel perfume a retama, tomillo, romero y mejorana me decía que esta en casa.

¿Y los proyectos de futuro, cuáles son?
Cuando dejé las giras rockeras, pensé que tendría tiempo de aburrirme, algo insólito en mi vida. Pero nada, me puse a disposición de la solidaridad y de los compañeros y no paro. Cantaré con Víctor Manuel en Oviedo en su 50 aniversario con la música, con Rosendo en Las Ventas y en algunas charlas literarias, con Luis García Montero en Hey Festival de Segovia. Pero lo que más ilusión me hace es un concierto acústico para recaudar fondos para la campaña Un juguete una ilusión, de RNE, en noviembre.

Entrevista: La mujer insomne

Comentarios en Facebook

comentarios