Jordi Melendo, pasión por las burbujas

Vive entre Barcelona y la región de Champagne. Jordi Melendo, uno de los periodistas y escritores especializados españoles con mayor conocimiento sobre cavas y champagne, ha sido Ambassadeur du Champagne en 2011, Premio Terres et Vins de Champagne en 2012 y fue nombrado Oficial de la Ordre des Coteaux de Champagne. Infatigable y apasionado. Esta es su historia.

Publicaste tu primer libro con 18 años. Cuéntame como te iniciaste en el cava, ¿cómo recuerdas ahora tu primer libro?
Fue a los 14 años, en una visita escolar a las cavas Codorníu, me enamoré del cava, me fascinó el método de elaboración, coger botellas de vino, ponerlas a dormir en una cueva húmeda y oscura, para luego abrirla en un momento en que nos ponemos de acuerdo para ser felices. Poco tiempo más tarde comencé a redactar el libro, que se tituló “Els nostres caves” (Nuestros cavas). Agustí Torelló Mata, que entonces era presidente de la Cofradía del Cava y director técnico de Marqués de Monistrol, todavía recuerda las visitas que le hacía a su casa “en pantalones cortos”, como dice él. No encontré editor hasta los 17 años, después de patearme casi todas las editoriales de Barcelona. El prólogo lo redactó Josep Maria Raventós i Blanc, primer presidente del Consejo Regulador y el libro se publicó un año más tarde.

¿Cómo llegó el champagne a tu encuentro?
Con el cava descubrí un método pero la primera vez que visité la Champagne en 1992 me dí cuenta de que allí hay una historia y un terruño que da explicación a de qué modo y de una manera totalmente empírica, nace el método “champenoise”, luego denominado tradicional. Desde entonces no he parado de regresar a esa tierra en la que me siento como en casa.

“El Cava lo primero que tiene que aprender de los franceses es a ir más unidos, sobre todo de puertas hacia fuera”

 

Jordi Melendo
Jordi Melendo

Entre tu juventud y ahora, después de varios libros , ¿cómo ha cambiado tu visión del mundo de los espumosos?
He publicado 10 libros pero todos de poca tirada y escaso éxito. Es curioso que ahora hay quien busca los primeros que publiqué, deben andar en algún almacén perdido. Más que la visión del mundo de los espumosos, lo que me ha cambiado es la del vino, el espumoso no deja de ser un vino. Comencé estudiando marketing y trabajando en grandes empresas y con los años cada vez estoy más cerca de la tierra, de la viña, del origen de todo. Las grandes empresas cubren una existente demanda de productos de masas, pero a mi lo más me emociona es el resultado de un vino que tiene alma, el alma que le imprime una tierra, un clima, un viticultor, un creador de arte. Ahora disfruto más por los caminos de las viñas con alguien y con los zapatos sucios de barro conduciendo un “4 caballos” destartalado que tomando café en la oficina de un gran empresario sentado en un sillón y luciendo su calzado italiano de última moda.

Estarás cansado de que te hagan la pregunta tópica de cava o champagne. El consumidor aún los confunden y está atrapado en los tópicos. Algo se hace mal o ¿es incultura y falta de conocimiento?
Detesto esta pregunta, hasta me la hacen en sueños mientras duermo. Hay mucha incultura y falta de conocimiento, y hay a quienes les interesa que así sea. Cava y champagne no se pueden comparar, quien es mejor, ¿Leo Messi o Cristiano Ronaldo? Depende de a quién le hagas la pregunta. Y de entrada ya no se pueden comparar porque no son dos sectores parecidos: en la Región del Cava hay 300 productores y el 90% de la producción la acaparan unos pocos y en la AOC Champagne hay 300 ‘maisons’ que elaboran con sus uvas o con las que compran, 5.000 pequeños productores que elaboran 100% con sus propias uvas y 66 cooperativas.

 

“no pasa nada por ser catalán y al mismo tiempo apasionado del champagne

y de la Champagne”

¿Qué opinas de estado actual de la DO Cava?
En los últimos años no se han hecho bien las cosas y lo bueno del caso es que hay quien todavía saca pecho, mientras que el sector está cada vez más dividido y fraccionado. Lo primero que tienen que aprender de los franceses es a ir más unidos, sobre todo de puertas hacia fuera.

Profesionalmente has conseguido que se te reconozca en Champagne, todo un logro. ¿Cómo te hace sentir?
Muy feliz y satisfecho, sobretodo por lo que respecta al lado humano. Tengo grandes lazos de afecto y amistad con mucha gente en la Champagne, ahora allí casi nunca me alojo en un hotel ya que tengo casas por todas partes. Eso da mucha más vida y calor que un montón de diplomas y medallas.

¿Has hecho, o te has planteado, elaborar tu propio cava o champagne?
En 2004 llegué a un acuerdo con la casa Philippe Gonet, situada en Le Mesnil-sur-Oger, en el corazón de la Côte des Blancs para que me permitieran trabajar en las vendimias y participar en el momento del ‘assemblage’ de lo que en 2008 salió al mercado como Champagne Philippe Gonet ‘Cuvée Jordi Melendo’. Ello coincide cuando mis estancias en la región empiezan a ser largas, voy conociendo muchos otros productores y decido especializar mi carrera periodística y comunicativa en el champagne en particular, y en los vinos espumosos en general. Por ello decido seguir elaborando unas pocas botellas de esta cuvée para consumo personal y para algunos amigos, pero no comercializarla, con el fin de que mantener la máxima coherencia profesional posible.

 

Jordi Melendo
Jordi Melendo

Champagne o champán o champaña, ¿con qué te quedas?
Champagne siempre. Comprendo que en español se acepte champán para el producto y Champaña, pero me gusta más el nombre original. Tampoco me gusta que a Barcelona la llamen Barcelone o a Jerez la llamen Sherry o Xérès.

Vives entre Barcelona y Reims, ¿cómo lo llevas?
La verdad es que me siento más a gusto en la Champagne, trabajo más cómodo y no vivo con la constante presión de tener que explicar cientos de veces que no pasa nada por ser catalán y al mismo tiempo apasionado del champagne y de la Champagne. Por otro lado no soy nacionalista, ni español ni catalán, y la situación política que se vive te obliga a tener que dar explicaciones constantemente. Allí estoy más tranquilo.

¿Qué nuevos proyectos tienes en mente?
Muchos, el más inminente la primera guía de champagne que se va a editar en español.

¿Cómo iniciarías a alguien en el mundo de las burbujas?
Degustar mucho, tomar notas y leer. Afortunadamente, hoy a hay muchos medios que te pueden acercar al conocimiento. Recomendaría que se dejara guiar tan solo por sus gustos. El paladar, cuando lo educas y lo mimas, no te engaña. Ponle a un crío un plato de jamón de recebo y otro de Guijuelo y ya verás el que prefiere.

 

Comentarios en Facebook

comentarios